Tema anterior: Dieta para Atletas de Deportes de Resistencia Tema más importante: Dieta en el Periodo de Entrenamiento Tema siguiente: Dietas para Deportes de Fuerza
Antes de leer el artículo, debes saber...
Toda la información dada en deporteynutricion.net es siempre informativa y orientativa. Aconsejamos en todo momento consultar cualquier tipo de dieta, tipo de entrenamiento, información nutricional, etc. con un profesional.

Dieta para Practicantes de Yoga
Autor/a: Redacción
Fecha de publicación: 29/05/2006
Leído: 12905 veces
Tiempo de lectura: 7 minutos
Valoracion del artículo: 6,83

Necesidades dietéticas del yoga

La dieta yóguica es vegetariana, consistiendo en alimentos puros, simples y naturales los cuales se digieren en forma sencilla y promueven la salud.

Las comidas simples ayudan a la digestión y asimilación de los alimentos. Los requerimientos nutricionales se dividen en cinco categorías: proteínas, carbohidratos, minerales, grasas y vitaminas. Uno debe tener un cierto conocimiento sobre dietética para poder balancear la dieta. 

                                  Upload/dieta-yoga.jpg

Comer alimentos recién cosechados, frescos, provenientes de la naturaleza, que crecen en tierras fértiles (preferentemente orgánicos, libres de químicos y pesticidas), nos ayudan a tener un mejor aporte de estas necesidades nutricionales.

El procesar, refinar y cocinar en exceso, destruye la mayor parte del valor de los alimentos.

Hay un ciclo en la naturaleza conocido como “ciclo alimenticio” o “cadena alimenticia”. El sol es la fuente de energía para toda la vida en nuestro planeta, nutre las plantas (el vértice de la cadena alimenticia) las cuales luego son ingeridas por animales (vegetarianos), los cuales son comidos por otros animales (carnívoros).

Los alimentos que se hayan en el vértice de la cadena alimenticia, al ser nutridos directamente por el sol, tienen las mayores propiedades para promover la vida. El valor alimenticio de la carne como fuente nutritiva se conoce como “de segunda mano”, y es inferior en la naturaleza. Todos los alimentos naturales (frutas, vegetales, semillas, frutos secos y granos) tienen, en distintas proporciones, estos nutrientes esenciales.

Como fuente de proteína son fácilmente asimilables por el organismo. Sin embargo, los alimentos de “segunda mano” son más difíciles para digerir y son de menor valor para el metabolismo del cuerpo.

Mucha gente se preocupa por si están o no ingiriendo suficiente proteína, pero dejan de lado otros factores. La calidad de la proteína es más importante que la cantidad misma.
 
Los productos lácteos, legumbres, frutos secos y semillas proveen al vegetariano con la ingesta adecuada de proteína. Los altos requerimientos proteicos que aún se usan en muchos departamentos de salud se basan en datos antiguos y han sido reprobados varias veces en el laboratorio.

                                    Upload/dieta-yoga-2.jpg

Una máxima saludable es: “Come para vivir, no vivas para comer”. Lo mejor es si entendemos que el propósito de comer es suministrar a nuestro organismo fuerza vital o Prana, la energía vital para la vida. Por lo tanto el mejor plan nutricional para un estudiante de Yoga es la dieta simple con alimentos naturales y frescos.

Sin embargo, la verdadera dieta yóguica es aún más selectiva que esto. El Yogui se preocupa por el efecto sutil que los alimentos tienen sobre su mente y su cuerpo astral.

Por lo tanto evita alimentos que son sobre estimulantes, prefiriendo aquellos que le dejan la mente en calma y el intelecto agudo, atento. Aquel que siga seriamente el camino de Yoga evitará la ingesta de carnes, pescado, huevos, cebollas, ajo, café, té (excepto de hierbas), alcohol y drogas.

Cualquier cambio en la dieta debe hacerse en forma gradual. Comienza sustituyendo cada vez más grandes porciones de vegetales, granos, semillas y frutos secos, hasta que finalmente todos los productos cárnicos se hayan eliminado de la dieta.

La dieta yóguica te ayudará a alcanzar un nivel de salud más elevado y serenidad mental. Para entender realmente el enfoque yóguico en la dieta, uno debe familiarizarse con el concepto de las 3 Gunas o cualidades de la naturaleza.

Ejemplo de Menú Yóguico Equilibrado:

El siguiente es sólo un ejemplo que surge de la combinación equilibrada de alimentos y que aportan gran cantidad de nutrientes esenciales al organismo. Desde ya que no es el único, y los límites los pone la creatividad de cada uno, siempre que se respeten los consejos anteriores.
 
Siguiendo siempre el principio de la variedad, lo sencillo y la inteligencia práctica el cuerpo y la mente obtendrán una energía pura sin igual.


Es una dieta absolutamente sáttvica, que mantiene al organismo y a la mente en equilibrio, incrementando la energía vital, y sanando al organismo.

Ante cualquier duda consultar a un nutricionista.

Desayuno:

Taza de yogur o leche fresca con granola.
Tostada integral con manteca o mermelada.   Upload/dieta-yoga-3.jpg

Almuerzo:

1 Plato equilibrado que contenga: cereales (por ej. arroz integral) y legumbres (lentejas) con hortalizas. Verduras frescas o cocinadas al vapor.
1 Rodaja de pan integral.
Frutas frescas de estación. 


                         Upload/ieta-yoga-4.jpg

Cena:


Sándwich de pan integral con vegetales (varios), queso y un toque de aceite de oliva.

Tentempiés:

Frutas frescas. Frutos secos. Pan integral tostado.

PESO DE LAS RACIONES MEDIAS DE ALIMENTOS (en crudo y limpio)

Una pieza media de fruta

150 gramos

Un plato de verdura

200-250 gramos

Una rebanada de pan

20 gramos

Pan tostado (2 unidades)

15 gramos

Un vaso de leche o de zumo

200 gramos

Un vaso de café con leche

100 mililitros de leche

Cereales de desayuno

30 gramos

Ración de carne o pescado

150 gramos

Pasta, arroz o legumbres

60 gramos

Queso fresco

75 gramos

Cucharada de aceite*

10 mililitros

Un huevo

60 gramos

* En dietas que no indican la cantidad máxima, se han calibrado 2 cucharadas soperas al día.

 

 

Ante cualquier duda o sugerencia sobre este artículo, coméntalo en nuestro Consultorio deportivo o en nuestros foros